FAIL (the browser should render some flash content, not this).
VIDRIERÍA Imprimir E-mail



DEFINICIÓN BÁSICA

     Conjunto de vidrios de colores transparentes que se utiliza para componer diseños en ventanas. La técnica utilizada es similar a la del mosaico, las piezas de vidrio se sujetan con tiras de plomo y se montan en un bastidor de metal. El efecto de las vidrieras depende de la luz que dejan pasar a través del cristal traslúcido, por lo que este arte también se conoce como pintura con luz. Alcanzó su esplendor alrededor de los años 1130 al 1330, con la arquitectura gótica, sobre todo en Francia.

     Los tipos de vidrio que se utilizaban en las vidrieras góticas eran el vidrio coloreado en su masa y el vidrio de dos hojas. El vidrio coloreado en su masa era de un color uniforme que se conseguía añadiendo óxido de hierro (para el verde), de cobre (para el rojo) o de cobalto (para el azul) a la masa vítrea, mezcla transparente de carbonato de potasio (más tarde, de sodio) y sílice. El artista comenzaba con el diseño de un boceto a pequeña escala del dibujo y, partiendo de él, componía un cartón o dibujo a tamaño natural con una punta de plomo o estaño sobre una tabla de madera o un tablero recubierto con una capa de tiza (gis) o pintura blanca. En el gótico tardío y en el renacimiento los cartones se hacían sobre pergamino, tela, papel o cartón. Las líneas de las varillas de plomo se pintaban en negro. A continuación se extendían sobre una mesa láminas de vidrio de color que se cortaban con un utensilio de hierro incandescente. Las líneas del contorno de ropajes, gestos faciales y pequeños detalles se dibujaban sobre las piezas ya cortadas con una pintura de esmalte negra o castaño oscuro, que se hacía con cristal molido, sales metálicas, como el óxido de hierro y cobre, otros minerales y líquido. Estos trazos solían dibujarse sobre la cara interna del vidrio al que se fundían cociéndolo a baja temperatura. Después se cortaba y se daba forma a las tiras dobles de plomo maleable, con sección cruciforme, para poder sujetar los bordes del vidrio por ambos lados. Las piezas de vidrio rodeadas por las tiras de plomo se fijaban luego al marco de hierro, o armazón, que formaba parte del diseño en las ventanas más antiguas.

     Durante el siglo XVI se desarrollaron innovaciones técnicas en la manufactura de vidrieras. Mediante una técnica de esmaltado se consiguió plasmar en una sola hoja grande de cristal el efecto de los diversos colores, evitando así la necesidad de utilizar para ello varias piezas, lo cual era la base de la belleza de las antiguas vidrieras. Sin embargo, la imitación de frescos y pinturas al óleo acabó por destruir la esencia traslúcida de ese arte medieval.

     La tecnología aplicada a la arquitectura del siglo XX ha vuelto a abrir los muros de los edificios a pintores y artesanos vidrieros de todo el mundo. Las nuevas oportunidades han dado paso a nuevos inventos, como las dalles de verre, lozas de vidrio con superficie resquebrajada y facetada que se colocan en resina epóxica u hormigón. Como en todas las épocas desde el renacimiento, pintores sobresalientes han diseñado vidrieras, tanto para uso religioso como profano, de singular belleza y relevancia en el panorama contemporáneo.

 

 

 

 

 

VOLVER

 
FAIL (the browser should render some flash content, not this).

Valid XHTML & CSS

Diseño original: LernVid.com Editado por la-arania